Software libre aplicado a los eBooks: entrevista con Kovid Goyal, creador de Calibre

11/04/2012 / Octavio Kulesz

Gracias a su atractiva interfaz y su vasta gama de posibilidades, Calibre ha conseguido posicionarse como uno de los programas de código abierto más utilizados en el mundo del eBook. Con Calibre, el usuario puede convertir sus eBooks en diferentes formatos y administrar sus bibliotecas de títulos y metadatos. En esta entrevista hemos conversado con el experto indio Kovid Goyal, creador de Calibre, acerca de diferentes aspectos de la industria del eBook, así como de sus planes para el futuro. Agradecemos a Matías Fernández y al Club del Ebook por su ayuda para esta entrevista.

1. Calibre ha sido distribuido como una aplicación de escritorio. ¿Te parece que existe demanda para una versión en la nube, ahora que los eReaders que cuentan con mayor conectividad?

Calibre incluye un servidor de contenidos que permite compartir nuestra biblioteca a través de Internet. También estamos trabajando con diferentes soluciones en la nube que estarán listas próximamente, pero se tratará de un servicio pago, ya que este tipo de sistemas implican gastos de alojamiento.

2. ¿Dispones de estadísticas relacionadas con usos de Calibre para teléfonos celulares?

En verdad no. Por el momento no estoy recopilando información sobre qué dispositivos se conectan a Calibre.

3. ¿Qué opinión te merecen los sistemas cerrados, tales el Kindle de Amazon o el Nook de Barnes&Noble? ¿Qué futuro tendrá el DRM, según tu punto de vista?

Considero que los esfuerzos llevados adelante por estas compañías para dominar el mercado son algo tontos y de muy corto plazo. Uno de mis principales objetivos con Calibre ha sido proporcionar una plataforma de administración de eBooks que fuera lo más abierta e independiente posible. Desde mi punto de vista, el DRM es puro cuento: en los hechos, no consigue evitar la piratería. Su único efecto es encerrar al cliente. A fin de combatir el DRM, mi esposa y yo hemos comenzado a trabajar en Open Books, esto es, una base de libros que se venden sin DRM.

4. Actualmente, la industria del eBook se asemeja a una torre de Babel, con numerosos jugadores intentando imponer sus propios formatos. ¿En este contexto, Calibre operaría de traductor entre estos diferentes “lenguajes”?

Gracias a su atractiva interfaz y su vasta gama de posibilidades, Calibre ha conseguido posicionarse como uno de los programas de código abierto más utilizados en el mundo del eBook. Con Calibre, el usuario puede convertir sus eBooks en diferentes formatos y administrar sus bibliotecas de títulos y metadatos. En esta entrevista hemos conversado con el experto indio Kovid Goyal, creador de Calibre, acerca de diferentes aspectos de la industria del eBook, así como de sus planes para el futuro. Agradecemos a Matías Fernández y al Club del Ebook por su ayuda para esta entrevista.

1. Calibre ha sido distribuido como una aplicación de escritorio. ¿Te parece que existe demanda para una versión en la nube, ahora que los eReaders que cuentan con mayor conectividad?

Calibre incluye un servidor de contenidos que permite compartir nuestra biblioteca a través de Internet. También estamos trabajando con diferentes soluciones en la nube que estarán listas próximamente, pero se tratará de un servicio pago, ya que este tipo de sistemas implican gastos de alojamiento.

2. ¿Dispones de estadísticas relacionadas con usos de Calibre para teléfonos celulares?

En verdad no. Por el momento no estoy recopilando información sobre qué dispositivos se conectan a Calibre.

3. ¿Qué opinión te merecen los sistemas cerrados, tales el Kindle de Amazon o el Nook de Barnes&Noble? ¿Qué futuro tendrá el DRM, según tu punto de vista?

Considero que los esfuerzos llevados adelante por estas compañías para dominar el mercado son algo tontos y de muy corto plazo. Uno de mis principales objetivos con Calibre ha sido proporcionar una plataforma de administración de eBooks que fuera lo más abierta e independiente posible. Desde mi punto de vista, el DRM es puro cuento: en los hechos, no consigue evitar la piratería. Su único efecto es encerrar al cliente. A fin de combatir el DRM, mi esposa y yo hemos comenzado a trabajar en Open Books, esto es, una base de libros que se venden sin DRM.

4. Actualmente, la industria del eBook se asemeja a una torre de Babel, con numerosos jugadores intentando imponer sus propios formatos. ¿En este contexto, Calibre operaría de traductor entre estos diferentes “lenguajes”?

Por cierto, ésa es una de las funciones más importantes de Calibre. En la medida en que uno se maneja con material libre de DRM (o elimina el DRM de la copia de un eBook), Calibre te permite leer ese libro en cualquier formato y dispositivo.

5. De acuerdo con cifras proporcionadas por el sitio web de Calibre, la mayoría de las descargas del programa provienen de Estados Unidos (25%), España (8,8%), Reino Unido (7,7%) y Alemania (7,4%), es decir, de naciones industrializadas, mientras que países en desarrollo o emergentes como Brasil, India o Sudáfrica apenas superan el 1% del total. ¿Cómo explicarías este fenómeno?

Los eReaders son caros. Si uno no paga este precio, no puede leer su primer eBook. Por otro lado, la mayoría de los eReaders requieren en determinado momento de una conexión a una computadora para funcionar. Estas dos exigencias implican ciertamente una desventaja comparativa en los mercados en desarrollo. Sin embargo, la situación cambiará cuando los eReaders se vuelvan más baratos (o se transformen en dispositivos multifunción) y los estándares de vida mejoren en esos países.

6. A pesar de estas cifras relativamente bajas, ¿ves algún potencial particular para Calibre en las regiones en desarrollo, ahora que numerosos gobiernos –como el indio– están listos para producir masivamente tabletas y otros dispositivos de lectura adaptados a las necesidades del lector local?

¡Ciertamente, el hecho de que Calibre sea libre y de código abierto lo convierte en una herramienta muy útil para los presupuestos más exiguos! Dicho esto, personalmente prefiero no trabajar con organizaciones demasiado grandes ni con gobiernos. De modo que si bien los gobiernos son bienvenidos a utilizar Calibre si lo consideran provechoso, no es algo que yo esté alentando activamente.

7. Regresaste a India el año pasado. ¿Es ésta una decisión de largo plazo? ¿Continuarás trabajando en desarrollos de código abierto en tu país?

Me mudé a Estados Unidos únicamente para obtener mi Doctorado. Mi proyecto siempre fue regresar a India una vez terminados mis estudios. India es mi hogar. Con respecto a lo que haré en el futuro, todavía no puedo definirlo completamente, ya que Calibre ha sido una especie de accidente, algo que ocurrió cuando estaba en la universidad. Generalmente, intento no predecir mi futuro, pero si sigo trabajando en software, seguramente será en el terreno del código abierto.

8. Luego de su primera versión, Calibre recibió el aporte generoso de un gran número de personas –una activa comunidad de programadores, diseñadores y traductores. ¿Qué habrá motivado a estas personas a contribuir con el proyecto? ¿Y en tu caso, cuál ha sido tu motivación?

La mayoría de las personas han contribuido con Calibre por dos razones:

  1. el colaborador agrega una característica que necesita y la encuentra útil;
  2. el colaborador lo hace porque le resulta divertido y lo considera un desafío desde un punto de vista técnico.

He trabajado incansablemente para que cualquiera pueda contribuir al código de Calibre de un modo muy sencillo. Implementar un desarrollo para Calibre puede llevar literalmente cinco minutos. El programa cuenta con un sistema de extensiones muy bien documentado que permite a los usuarios conectar casi cualquier aspecto de su funcionalidad con aplicaciones externas. Estos esfuerzos han dado sus frutos y por eso existe una comunidad tan activa.

Ahora, en lo personal, construí Calibre porque mi primer eReader, el SONY PRS-500, no funcionaba con Linux –esto es, el sistema que utilizo. Calibre, que comenzó llamándose libprs500, ¡no ha hecho más que crecer desde entonces!

Finalmente, diría que es esencial trabajar en iniciativas como Calibre porque los libros y la lectura no pueden depender del software propietario ni de corporaciones motivadas únicamente por el lucro.

Por cierto, ésa es una de las funciones más importantes de Calibre. En la medida en que uno se maneja con material libre de DRM (o elimina el DRM de la copia de un eBook), Calibre te permite leer ese libro en cualquier formato y dispositivo.

5. De acuerdo con cifras proporcionadas por el sitio web de Calibre, la mayoría de las descargas del programa provienen de Estados Unidos (25%), España (8,8%), Reino Unido (7,7%) y Alemania (7,4%), es decir, de naciones industrializadas, mientras que países en desarrollo o emergentes como Brasil, India o Sudáfrica apenas superan el 1% del total. ¿Cómo explicarías este fenómeno?

Los eReaders son caros. Si uno no paga este precio, no puede leer su primer eBook. Por otro lado, la mayoría de los eReaders requieren en determinado momento de una conexión a una computadora para funcionar. Estas dos exigencias implican ciertamente una desventaja comparativa en los mercados en desarrollo. Sin embargo, la situación cambiará cuando los eReaders se vuelvan más baratos (o se transformen en dispositivos multifunción) y los estándares de vida mejoren en esos países.

6. A pesar de estas cifras relativamente bajas, ¿ves algún potencial particular para Calibre en las regiones en desarrollo, ahora que numerosos gobiernos –como el indio– están listos para producir masivamente tabletas y otros dispositivos de lectura adaptados a las necesidades del lector local?

¡Ciertamente, el hecho de que Calibre sea libre y de código abierto lo convierte en una herramienta muy útil para los presupuestos más exiguos! Dicho esto, personalmente prefiero no trabajar con organizaciones demasiado grandes ni con gobiernos. De modo que si bien los gobiernos son bienvenidos a utilizar Calibre si lo consideran provechoso, no es algo que yo esté alentando activamente.

7. Regresaste a India el año pasado. ¿Es ésta una decisión de largo plazo? ¿Continuarás trabajando en desarrollos de código abierto en tu país?

Me mudé a Estados Unidos únicamente para obtener mi Doctorado. Mi proyecto siempre fue regresar a India una vez terminados mis estudios. India es mi hogar. Con respecto a lo que haré en el futuro, todavía no puedo definirlo completamente, ya que Calibre ha sido una especie de accidente, algo que ocurrió cuando estaba en la universidad. Generalmente, intento no predecir mi futuro, pero si sigo trabajando en software, seguramente será en el terreno del código abierto.

8. Luego de su primera versión, Calibre recibió el aporte generoso de un gran número de personas –una activa comunidad de programadores, diseñadores y traductores. ¿Qué habrá motivado a estas personas a contribuir con el proyecto? ¿Y en tu caso, cuál ha sido tu motivación?

La mayoría de las personas han contribuido con Calibre por dos razones:

  1. el colaborador agrega una característica que necesita y la encuentra útil;
  2. el colaborador lo hace porque le resulta divertido y lo considera un desafío desde un punto de vista técnico.

He trabajado incansablemente para que cualquiera pueda contribuir al código de Calibre de un modo muy sencillo. Implementar un desarrollo para Calibre puede llevar literalmente cinco minutos. El programa cuenta con un sistema de extensiones muy bien documentado que permite a los usuarios conectar casi cualquier aspecto de su funcionalidad con aplicaciones externas. Estos esfuerzos han dado sus frutos y por eso existe una comunidad tan activa.

Ahora, en lo personal, construí Calibre porque mi primer eReader, el SONY PRS-500, no funcionaba con Linux –esto es, el sistema que utilizo. Calibre, que comenzó llamándose libprs500, ¡no ha hecho más que crecer desde entonces!

Finalmente, diría que es esencial trabajar en iniciativas como Calibre porque los libros y la lectura no pueden depender del software propietario ni de corporaciones motivadas únicamente por el lucro.

Octavio Kulesz

El autor

Octavio Kulesz is an Argentinian digital publisher and philosopher. In 2007 he founded Teseo, one of the first e-book publishing houses in Latin America. He is the author of the report “Digital Publishing in Developing Countries” (commissioned in 2011 by the Prince Claus Fund and the International Alliance of Independent Publishers), and a Unesco expert on the 2005 Convention.

Leave a comment

Your email address will not be published. Fields marked * are required.


*