Wattpad: un planeta online de escritores y lectores. Entrevista con Allen Lau y Ashleigh Gardner

29/10/2013 / Octavio Kulesz

Con alrededor de 20 millones de escritores y lectores de todo el mundo, Wattpad se ha convertido en en una plataforma insoslayable. El sitio es utilizado tanto por autores conocidos como por escritores noveles. Los editores, por su parte, recurren a Wattpad para promocionar su catálogo, compartir contenidos exclusivos, ofrecer libros en entregas seriadas e incluso abrir concursos a fin de atraer autores. En esta ocasión conversamos con Allen Lau (co-fundador/CEO) y Ashleigh Gardner (Directora de Contenidos) acerca de la literatura online y su impacto en el mundo editorial.

¿Cuándo creaste Wattpad?

Allen Lau: Comencé a realizar prototipos para una aplicación de lectura hacia 2002. Trabajaba con un Nokia de la serie 40 (el teléfono móvil más popular de aquella época) para resolver un problema que yo mismo enfrentaba: disponía de muy poco tiempo y deseaba llevar mis lecturas en el teléfono, de modo de optimizar mi agenda. El sistema funcionaba bien para mí, pero cualquier intento de masificarlo hubiera sido demasiado prematuro: en una pantalla tan pequeña uno apenas lograba leer 5 líneas de texto.

[Allen Lau]
Hacia 2006, el dispositivo más popular ya no era el Nokia sino el Motorola Razr. Su pantalla era bastante más amplia y sus posibilidades técnicas, muy superiores, de modo que el mercado estaba listo. Un día, mientras avanzaba con el desarrollo del sistema, Ivan (también co-fundador de Wattpad) me mensajea: “Hola Allen, estoy elaborando un nuevo producto, ¿podrías darme tu opinión?” Conocía a Ivan desde hacía bastante tiempo; él trabajaba en otra compañía fundada por mí algunos años antes. Luego de leer el mensaje, hago click sobre el enlace y adivinen lo que veo: un programa de lectura móvil, diseñado para teléfonos celulares. No sólo había construido la aplicación móvil: también había puesto en marcha un sitio web desde el cual los usuarios podían subir y compartir contenido de un modo sencillo. Estos han sido los dos pilares de la empresa: la dimensión móvil y el hecho de que el contenido es generado por los mismos usuarios. A los dos días me tomé un avión para reunirme con Ivan en Vancouver. Nos encontramos en el aeropuerto y en el patio de comidas delineamos un plan de negocios sobre una servilleta… así fue como arrancamos.

¿Cuál es tu formación?

Allen: Soy ingeniero, al igual que Ivan. Nuestra formación se ubica entonces más del lado del producto.

Ashleigh, ¿cómo ha sido tu trayectoria?

Ashleigh Gardner: Siempre he trabajado en temas de tecnología y edición. Comencé desempeñándome en el rubro editorial, en el área de marketing online. En eso estaba cuando se lanzó el Kindle, y como nadie en la empresa se ocupaba de los e-books, el tema cayó bajo mi responsabilidad, de modo que aprendí mucho sobre los formatos y las diferentes tiendas. Luego trabajé en Kobo, apoyando a editores de todo el mundo en sus desarrollos digitales. Había escuchado a Allen en diversas conferencias; siempre me quedaba fascinada con Wattpad y con la posibilidad de que cualquier usuario escribiera y compartiera historias sin preocuparse por cuestiones de formato o estándares. De hecho, cualquiera puede leer y escribir en Wattpad, sirviéndose de un teléfono celular, una tableta o una computadora. De modo que me uní a la empresa y hoy colaboro con escritores y editores que quieren aprender más sobre Wattpad y sus beneficios.

[Ashleigh Gardner]
¿Qué interés presenta Wattpad para los editores?

Ashleigh: Los editores internacionales deberían aprovechar la enorme audiencia de Wattpad. Más de 2o millones de usuarios visitan el sitio mes a mes. Llegan a Wattpad para leer, encontrar nuevas historias, conversar con otros lectores sobre lo que están leyendo: esto configura una comunidad realmente variada que es de gran interés para los editores. Así, ayudamos a los editores en la difusión de sus autores, de modo que éstos puedan interactuar con nuestra comunidad.

Allen: Sólo quisiera agregar que de esos 20 millones de visitantes, casi el 70% proviene de fuera de América del Norte. Si bien nuestras oficinas se encuentran en América del Norte, nuestra audiencia no procede exclusivamente de esa región. Por cierto, ocurre todo lo contrario.

Cuando recién explicaban que el modelo gira en torno al aspecto móvil y al contenido generado por los usuarios, pensé: “esto no es muy occidental, no se ajusta a la típica empresa del modelo Amazon”, en especial porque no surge del papel, sino que ha sido algo radicalmente nuevo. Por eso considero que podría funcionar muy bien en países que no han pasado por la etapa Gutenberg. ¿Se les ocurre alguna reflexión sobre este punto?

Allen: Sí, creo que es una muy buena observación. Nos sentimos muy orgullosos de ser una empresa nativa digital. Hemos surgido de Internet y de lo móvil, más que de lo impreso. Por ese motivo, todas las características que hemos creado, todos los servicios que ofrecemos, todos los programas que llevamos adelante con los editores, por ejemplo, son concebidos en función de la generación de Internet; recién en una segunda etapa son adaptados a las generaciones del libro impreso, y no a la inversa. Eso nos permite saltear toda una etapa.

Con respecto al contenido que los usuarios suben al sitio, ¿disponen de cifras referidas a los idiomas más utilizados?

Allen: El inglés es el primero, porque se trata del mínimo común denominador y porque somos muy fuertes en países angloparlantes (EEUU, Canadá, Reino Unido, Australia). Dicho esto, existen algunos idiomas que reciben muchísimo tráfico: me refiero específicamente al tagalog (que se habla en Filipinas), al español, al turco, al holandés, al alemán, al francés.

¿Cómo ha sido la experiencia en países en desarrollo?

Allen: Puedo destacar el caso de Filipinas porque estuve allí hace dos semanas. En ese país contamos con una base de usuarios considerable. Una de cada diez personas con acceso a Internet utiliza Wattpad, lo que da una pauta de la popularidad del sitio. Vale la pena observar que Filipinas no constituye una anomalía: tan sólo menciono el caso como un ejemplo más. Estamos viendo la misma tendencia en países angloparlantes (por supuesto) pero también en otros hispanoparlantes. De modo que podríamos replicar lo que estamos haciendo en EEUU, Filipinas, Reino Unido y otros países, en América Latina, por ejemplo.

Puesto que trabajan con un modelo que no está anclado en el formato impreso, pero lo hacen dentro de una región que por cierto sí lo está, ¿sintieron en algún momento que iban fuerte contra la corriente?

Allen: No estoy convencido de la contraposición entre digital y papel. Creo que ambos soportes pueden coexistir muy bien. No voy a tirar todos mis libros impresos por el simple hecho de haber comenzado a leer en formato electrónico, o a la inversa, puedo leer en papel pero eso no significa que descarte lo digital. Encontramos muchísimos usuarios que leen sobre dispositivos electrónicos pero que, para determinados libros que quieren colocar en sus bibliotecas, prefieren la versión física.

Pero respecto del contenido, supongo que muchos materiales del sitio son “digitales nativos”. ¿Ven diferencias en el modo en que están escritos esos textos?

Ashleigh: Definitivamente. Bueno, como explicaba Allen, pensamos que no existe una gran diferencia entre impreso y digital, o al menos no se trata de una oposición excluyente. La diferencia más interesante tiene que ver con lo que ocurre cuando no hay un curador. En general, si algo se publica, se supone que es porque alguien ha decidido publicarlo. Cuando esa condición se deja de lado, surgen fenómenos fascinantes. Los textos escritos por adolescentes, por ejemplo, arrojan mucha luz sobre el tipo de vida que llevan adelante los jóvenes de hoy, y sobre cuán importante es para ellos la tecnología. En general, éste es un aspecto que se refleja menos en el soporte papel.

¿Cuáles son las diferencias entre Wattpad y otras plataformas como Shanda (Cloudary) en China, por ejemplo?

Allen: Supongo que una gran diferencia consiste en que ellos trabajan sólo en idioma chino, mientras que nosotros somos globales. Tenemos algunos textos en chino, pero a decir verdad, China constituye un mercado muy particular para las empresas de Internet. Son muy pocas las compañías occidentales que han resultado exitosas en ese país, por diversos motivos: desde la “gran muralla digital” hasta las diferencias culturales, pasando por el diseño del sitio o aplicación. Cuando entramos en un sitio web chino, tenemos la impresión de haber llegado a una disco: ¡luces y colores por todos lados!

Para hacer pie en el mercado chino, es necesario contar con un producto prácticamente diferenciado. En cualquier caso, dejando de lado la cuestión del idioma, la manera en que Shanda monetiza los contenidos es bastante interesante. Recurren a diferentes modelos: incluso incorporan libros impresos. De hecho se han convertido en editores y disponen de un depósito de ejemplares físicos. Esto es algo que nosotros tendemos a evitar; preferimos mantenernos como empresa nativa de Internet, lo que no significa que nos desentendamos del papel: para ello hemos establecido una alianza con Sourcebooks, por ejemplo.

Ashleigh: Nos hemos asociado con Sourcebooks para que los autores interesados puedan explorar el mercado de libros físicos, de un modo que sea provechoso para todos. Así, los libros que escriben los usuarios permanecen en Wattpad, al tiempo que Sourcebooks se ocupa de llevarlos a las librerías y a nuevas audiencias. Asimismo, Sourcebooks invita a sus autores a utilizar nuestro sitio, con el fin de conquistar nuevos públicos. Finalmente, Sourcebooks patrocina nuestro concurso de escritura.

¿Cómo creen que los mercados internacionales, en particular los países en desarrollo, se comportarán en los próximos años, en lo que respecta a la literatura online y la edición digital?

Allen: Considero que si bien los distintos países no han ingresado en la era digital simultáneamente, los indicadores de tendencia son similares. Existe quizás un defasaje de dos años que pronto se achicará a tan solo uno. Con todo, el punto central no es el defasaje. La clave es la tendencia: todos se comportan del mismo modo. Lo que observamos en Wattpad es un patrón repetido. Algunos idiomas o regiones pueden despegar más rápido, pero en lo que concierne a los más lentos, el momento ya llegará… y está llegando. Casi todos los idiomas están despegando. Así, los usuarios de esos países (y de la mayor parte del planeta) podrían encontrar contenidos para leer en Wattpad. Nuestro objetivo es poder trabajar con editores de esas regiones de un modo igual de exitoso al que hemos llevado adelante en EEUU y Reino Unido. Hemos establecido diversos tipos de alianzas y por cierto nos gustaría replicar esos logros a escala global.

Octavio Kulesz

El autor

Octavio Kulesz es un editor digital y filósofo argentino. En 2007, fundó Teseo, una de las primeras editoriales electrónicas de América Latina. Es además el autor del informe “La edición digital en los países en desarrollo” (auspiciado en 2011 por la Fundación Prince Claus y la Alianza Internacional de Editores Independientes), así como experto de Unesco en la Convención 2005.

Dejar un comentario

Su correo no será publicado. Los campos marcados con * son obligatorios.


*