• Tabla de contenidos

    • [+]Preliminares (3)
    • [+]Introducción (4)
    • [+]América Latina (13)
    • [+]África Subsahariana (9)
    • [+]Mundo árabe (11)
    • [+]Rusia (11)
    • [+]India (11)
    • [—]China (9)
    • [+]Conclusiones (6)
    • [+]Anexos (1)

China

Los teléfonos móviles

Si en 2009 los ingresos aportados por los e-books significaron apenas un 1,83% del universo de la edición electrónica, hubo otro campo cuyo rendimiento fue inmensamente superior. En efecto, los contenidos para celulares representaron, según el mismo GAPP, un 40% del total de aquel universo, de modo que la plataforma por donde está circulando el mayor caudal de publicaciones digitales en China no son los e-readers –demasiado caros para los usuarios y a la vez, paradójicamente, poco rentables para las compañías de hardware–, sino los teléfonos móviles.

En China existen 3 grandes operadoras de celulares: China Mobile, China Unicom y China Telecom. En los 3 casos el accionista mayoritario es el Estado chino. Con sus cerca de 600 millones de abonados –de los cuales unos 25 millones utilizan equipos 3G–, China Mobile controla más del 70% del sector; su estrategia de expansión en el mercado rural explica buena parte de su éxito. China Unicom, por su parte, dispone de alrededor de 150 millones de usuarios –con 15 millones abonados a 3G. Finalmente, China Telecom ofrece sus servicios a 70 millones de suscriptores –13 millones con 3G. Al igual que observamos en otras regiones en desarrollo, los celulares se han convertido en China en la auténtica red, al punto que China Telecom ha anunciado recientemente que ya no invertirá en conexiones de Internet fijas en las regiones rurales, pues la opción móvil constituye una alternativa mucho más eficiente. [1]

Si tenemos en cuenta que el número de usuarios de la empresa China Mobile equivale prácticamente a la suma de las poblaciones de EEUU y Europa occidental, podremos intuir el extraordinario margen de movimiento que poseen estos gigantes de la comunicación. En 2009, China Mobile presentó su propio sistema operativo, el oPhone, desarrollado por la empresa local Borqs a partir de Android.[2] China Unicom escogió un camino diferente y en marzo de 2011 dio a conocer el sistema WoPhone –basado en Linux–, que desafía simultáneamente a Android, iOs y Windows Mobile Phone 7.[3]

Asimismo, las 3 operadoras disponen de sus respectivos portales de aplicaciones. El Mobile Market, de China Mobile, tendría 80.000 desarrolladores y 11 millones de usuarios registrados, [4] y según datos de iResearch se ha convertido en la segunda mayor tienda de apps de China, después del OviStore de Nokia.[5] El portal Wo Store, de China Unicom, ostenta 1 millón de clientes inscriptos.[6] Por último, para octubre de 2010, China Telecom ya llevaba invertidos 15 millones de dólares en su eStore, [7] que en sus primeros 7 meses de existencia ya había atraído a más de 500.000 abonados.[8] En cuanto a su posición en el mercado chino, el Wo Store y el eStore se encuentran apenas por debajo del AppStore de Apple.[9]

El considerable dinamismo de la red móvil en China impacta directamente en el terreno de las publicaciones electrónicas. Un estudio de la consultora Canalys difundido en 2010 revela que el 51% de los usuarios chinos de teléfonos móviles tiene la costumbre de descargar aplicaciones –muy por encima del 29% que se verificaría entre los europeos occidentales–;[10] ahora bien, lo notable es que dentro de aquel 51%, el 68% reconoció que los e-books son la categoría de aplicaciones que más consumen; el porcentaje llega incluso al 76% entre los usuarios jóvenes. Tal vez por eso China Mobile anunció en mayo de 2010 sus intenciones de construir una tienda dedicada únicamente a la venta de publicaciones digitales.[11]

El extraordinario auge de las redes sociales especialmente diseñadas para móviles contribuye al mismo fenómeno, pues muchos de estos portales giran en torno a la literatura y ofrecen contenidos propios. Los sitios Byread y EMZ, por ejemplo, alimentan toda una comunidad de lectura virtual y brindan a sus visitantes la posibilidad de descargar publicaciones al teléfono.

Estas mutaciones han acelerado el surgimiento de un nuevo tipo de literatura: textos ágiles y contundentes que, según Zhang Yiwu –prestigioso catedrático de la Universidad de Beijing– podrían revertir la decadencia tanto de la novela corta como de la poesía. Conviene tener presente que en el caso del idioma chino, el espacio de una pantalla pequeña puede dar muy buenos resultados, pues un carácter chino comunica mucha más información que una simple letra en inglés o francés. Un texto pionero en esta dirección fue la novela Fuera de la fortaleza sitiada, escrita por Qian Fucheng en 2004: sus 60 capítulos compuestos por un máximo de 70 caracteres fueron descargados durante dos meses por unas 800.000 personas. Tras alcanzar fama y fortuna, Qian Fucheng declaró:

Cuando comencé a escribir esta novela, me hallaba muy entusiasmado. Pensaba que los mensajes de texto deberían ser más que simples bromas y podrían convertirse en alta literatura (…). La forma de escribir varía totalmente, ya que 70 caracteres no son suficientes en la novela tradicional; por ese motivo decidí explorar un nuevo campo literario y manejarme con cuidado. Siempre me digo a mí mismo: menos conversaciones y menos descripciones. Como se trata de una novela, hay que contar la historia de una manera atractiva, pero también es fundamental ahorrar espacio; no se puede desperdiciar una sola palabra, ni siquiera un signo de puntuación.[12]

Finalmente, son numerosas las editoriales tradicionales que han comenzado a experimentar con estas posibilidades. Tianjin Publishing Media Group, por ejemplo, ha firmado acuerdos con China Mobile y otras compañías para incursionar en edición digital y poner en práctica proyectos industriales de micro-novelas.[13]


 

Notas    
  1. Cf. Raymond Yu: “Chinese Telecom: China Mobile Leads the Way”, Bloomberg.com, 5 de agosto de 2009.
  2. Cf. Fletcher, Owen: “China Unicom Plans Mobile Operating System”, The Wall Street Journal, 28 de febrero de 2011.
  3. Cf. “Unicom unveils its Wophone”, People’s Daily Online, 1º de marzo de 2011.
  4. Cf. “CCID Consulting: Open Sesame? China’s Mobile Internet Market 2010 in Review and Outlook”, Business Wire, 28 de febrero de 2011.
  5. Cf. , iResearch, 20 de enero de 2011.
  6. Cf. “China Unicom App Store Reaches 1 Mln Registered Users”, Marbridge consulting, 12 de febrero de 2011.
  7. Cf. “China Telecom invests $15 mln in its mobile app store”, Telefax China, 21 de octubre de 2010.
  8. Cf. “China Telecom mobile app store boasts 500,000 users”, TMT China.
  9. Cf. iResearch, op. cit., 20 de enero de 2011.
  10. Cf. “China outpaces Western Europe with mobile application and game downloads”, Canalys, 21 de septiembre de 2010.
  11. Cf. Wuping Zhao: “China Mobile to Build China’s Biggest E-bookstore, Reveals Digital Strategy”, Publishing Perspectives, 16 de mayo de 2010.
  12. Cf. “China’s mobile phones lead a reading revolution”, The Irish Times, 10 de enero de 2011.
  13. Cf. , Chinaxwcb, 10 de diciembre de 2010.

2 Comentarios

  1. thierry quinqueton

     /  27/08/2011

    Le témoignage et la présentation de Qian Fucheng est une nouvelle source de réflexion sur l’apparition de nouvelles formes d’écritures et de nouvelles modalités d’édition.

    Responder
  2. thierry quinqueton

     /  27/08/2011

    Petite contribution aux difficultés de la communication électronique avec la diversité culturelle : mon e-reader sony bugue sur les ideogrammes chinois contenus dans les notes du texte quand je lis au format EPUB (mais tout est ok dans l’étude en ligne).

    Responder

Responder a thierry quinqueton Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>