E-books, plataformas online y lectura en dispositivos móviles en China. Entrevista con Tong Zhilei (ChineseAll)

11/02/2015 / Octavio Kulesz

En términos de edición digital, China representa sin duda uno de los centros más dinámicos del mundo, y cualquier innovación producida en este segmento de la industria china tendrá un impacto global. Sin embargo, la nueva generación de emprendedores chinos que se destacan en este sector suele ser poco conocida en Occidente. En esta ocasión, conversamos con Tong Zhilei, fundador y director de ChineseAll, una de las compañías de edición digital más importantes de China.   

Sr. Tong Zhilei, por favor cuéntenos sobre usted y sobre ChineseAll 

ChineseAll es actualmente una de las mayores firmas de edición digital de China. Hemos colaborado con unas 300 editoriales, más de 2.000 autores célebres y 300.000 ciber-escritores de todo el país. Soy graduado de la Universidad Tsinghua, una de las instituciones más reconocidas de China. Fundé mi compañía mientras estudiaba. De modo que ChineseAll ya tiene 15 años de historia. Su sede central se encuentra en Pekín.

¿Cuáles son los principales actores de la industria del e-book en China, además de ChineseAll?

Cada segmento del mercado presenta diferentes competidores o actores. Desde el punto de vista de la cadena industrial, creo que los más importantes son los editores. Como bien se sabe, existen más de 500 editoriales de libros impresos en China, la mayoría de las cuales distribuye e-books y publicaciones digitales en general. En segundo lugar, tenemos a los proveedores de tecnología, tales como ChineseAll o Apabi –de Founder. Las empresas de este tipo desarrollan tecnología para las editoriales. Además, están los sitios web de creación, que difunden contenido creado por los usuarios (UGC, por sus siglas en inglés) –es decir, nuevo contenido digital– y que no distribuyen ningún libro en papel. Aquí podríamos incluir a Hongxiu y Qidian, que cuentan con más de un millón de escritores en línea. En cuarto término, debo mencionar un eslabón muy importante del mercado: las plataformas de distribución de e-books como Baidu, Tencent, Taobao y otros canales como China Mobile –una compañía que maneja la mayor plataforma de lectura móvil, llamada China Mobile Read. De modo que están las editoriales, los proveedores de tecnología, los sitios de UGC y las plataformas de distribución. Creo que éstos son los actores más relevantes del mercado.

¿ChineseAll estaría ubicada exclusivamente en esta segunda categoría?

En ChineseAll consideramos que somos esencialmente un proveedor de tecnología y de servicios. Pero también tenemos nuestro propio sitio de UGC, 17K.com.

ChineseAll ha inaugurado su “sistema de lectura en la nube”. ¿De qué se trata?

A fin de ofrecer nuestros servicios a los lectores, hemos construido una plataforma que puede visitarse directamente –su nombre en chino es Shuxiang China, que significa “canal de libros”. Gracias a esta plataforma, llegamos a más de 45.000 escuelas primarias, 1.000 universidades y bibliotecas. Proporcionamos un sistema de biblioteca digital y de lectura en línea a estudiantes y profesores.

¿Cuenta con alguna cifra sobre el mercado chino de e-books?

Año tras año, este mercado se expande muy velozmente –más de 40% de crecimiento anual. Para el año que viene, el mercado total estará valuado en más de 250.ooo millones de yuanes (40,5 mil millones de dólares).

Supongo que esta cifra se relaciona con la edición digital en general, y no sólo con los e-books. ¿Es así?

Exactamente. Los e-books son apenas un pequeño porcentaje del total del mercado de la edición digital. Aquí hay que incluir también los juegos en línea, por ejemplo. Los chinos creen que los juegos en línea también “transportan” contenidos –por eso se los clasifica dentro de la edición digital.

¿Y cuál es la actitud de los editores respecto de la era digital? ¿Considera que son optimistas o pesimistas? ¿Percibe alguna resistencia?

Creo que los editores chinos tienen generalmente una actitud positiva. Primero, porque la edición digital en China cuenta con un fuerte apoyo del gobierno. Así, los editores pueden obtener contenidos especiales y asistencia. Y en segundo lugar, las grandes editoriales suelen disponer de mucho dinero y tratan de expandir su negocio hacia la industria tecnológica. Cuentan con muchas opciones nuevas y pienso que de aquí a cinco o diez años ya habrán afianzado su modelo.

¿Cuántos empleados trabajan en ChineseAll?

Más de 500.

¿Trabajan con otras empresas fuera de China?

Sí. Me gustaría ofrecer nuestra tecnología y servicios a más editoriales del exterior. Ahora tenemos proyectos de cooperación con empresas extranjeras, pero son sólo unas pocas. De modo que espero que más y más editoriales internacionales puedan cooperar con ChineseAll.

¿Ve algún potencial para los contenidos extranjeros, en China?

Sí, y creo que habrá una demanda muy fuerte. Por ejemplo –como es sabido–, muchas películas extranjeras se han vuelto muy populares en China. Al público chino le gustan los contenidos extranjeros cada vez más.

Octavio Kulesz

El autor

Octavio Kulesz is an Argentinian digital publisher and philosopher. In 2007 he founded Teseo, one of the first e-book publishing houses in Latin America. He is the author of the report “Digital Publishing in Developing Countries” (commissioned in 2011 by the Prince Claus Fund and the International Alliance of Independent Publishers), and a Unesco expert on the 2005 Convention.

Leave a comment

Your email address will not be published. Fields marked * are required.


*