enesfr

Un proyecto de la Alianza internacional de editores independientes

Ocho maneras de difundir nuestros libros en la era digital

Inicio
Destacados
Ocho maneras de difundir nuestros libros en la era digital
16 Sep 2013 Escrito por

“Internet constituye la mayor biblioteca del mundo, con la particularidad de que todos los libros están desparramados por el piso”, observa John Allen Paulos. Esto da cuenta de la importancia de implementar iniciativas de difusión, a fin de que las publicaciones lleguen a sus lectores.

Hace algunos años, para llevar adelante la campaña publicitaria de algún producto o evento, había que recurrir únicamente a medios como la televisión, la prensa escrita, la radio o los afiches callejeros. Si bien siguen siendo utilizados, hay que reconocer que estos medios han mostrado sus límites. Nos referimos a la posibilidad de controlar el presupuesto de comunicación, de llegar al público adecuado y de poner en práctica una campaña eficaz. Gracias a Internet, todos estos obstáculos han sido prácticamente despejados. Internet ofrece una gama de herramientas y procedimientos que van de lo gratuito a lo pago, con la posibilidad en este segundo caso de calibrar nuestro presupuesto y medir el retorno de la inversión, para lograr una promoción que arroje buenos beneficios.

En el presente artículo intentaremos entonces descubrir estas diferentes posibilidades, aunque de una forma no exhaustiva.

#1 Un sitio web para la editorial

Ante todo, hay que admitir que la visibilidad de las publicaciones se halla íntimamente relacionada con la popularidad de la editorial. En el mundo digital, una de las vías más rápidas para alcanzar tal popularidad es contar con un sitio web, o en el peor de los casos con un blog. Sea cual fuere nuestra elección, tanto el blog como el sitio web constituirán una vidriera a través de la cual el público podrá apreciar la riqueza de nuestro catálogo. Allí tendremos que presentar necesariamente las siguientes informaciones :

  1. Una página de bienvenida que ofrezca un listado de las publicaciones destacadas;
  2. Una página que detalle el conjunto de las publicaciones, agrupadas por temática;
  3. Una página que presente la ficha técnica de cada libro (tapa, título, autor, descripción, etc.);
  4. Una página para cada uno de los autores, que contenga la biografía y bibliografía. ¡A los autores les encanta buscar sus nombres en Google!
  5. Una página de contacto;
  6. Finalmente, una página muy importante, a menudo títulada “Acerca de”, que proporcionará una presentación de la editorial.

Estos son algunos elementos fundamentales para el sitio de una editorial. Si queremos ir más lejos y comercializar los libros por nuestra propia cuenta, recomendamos consultar este tutorial (en francés).

Si ya contamos con un sitio web, es momento de darlo a conocer, gracias a las siguientes herramientas.

#2 Participar de al menos una red social

(Creative Commons: mkhmarketing / flickr)

Las redes sociales son herramientas cada vez más presentes en nuestra vida cotidiana. Nos sirven no sólo para comunicarnos con amigos, sino para ir mucho más allá. Numerosas empresas las utilizan para agrupar a toda una comunidad detrás de la marca: logran así llegar a más consumidores potenciales, al tiempo que fidelizan a los clientes anteriores.

¿Cómo podemos utilizar estas redes sociales en el marco de una editorial?

  1. Aumentando la notoriedad de la editorial y sus títulos, creando y compartiendo contenido útil y pertinente de manera regular, al menos una vez por semana. También es importante generar relaciones profesionales influyentes, dentro del ámbito pertinente;
  2. Haciendo crecer la audiencia de nuestro sitio web, integrándolo a una dimensión social, gracias a botones como “Me gusta”, “Compartir” y otros hipervínculos que redireccionen a nuestras páginas;
  3. Promocionando nuestros libros entre los lectores, anunciando una próxima novedad, organizando concursos, interactuando con el público y creando –de ser posible– páginas específicas para algunos títulos.

Las principales redes sociales en las cuales se puede abrir una cuenta son Facebook, Twitter y Google+. Sin embargo, si contamos con el tiempo y los recursos suficientes, habría que incorporar redes profesionales como LinkedIn y Viadeo, que han mejorado notablemente en los últimos tiempos.

#3 Abrir una página en Wikipedia

Wikipedia constituye uno de los sitios mejor referenciados del mundo. Según un estudio de Intelligent Positioning, Wikpedia ocupa el primer lugar en las búsquedas de Google. A fin de aprovechar la visibilidad que ofrece esta enciclopedia, podemos crear una página de la editorial y lograr que los internautas encuentren la información, lo que aumentaría el tráfico hacia el sitio. Para ello, podemos abrir una cuenta de colaborador, aprender las reglas básicas, leer un tutorial sobre la creación de artículos de empresas y obtener algo de inspiración a partir de las páginas de otras editoriales.

Con el advenimiento de la web semántica, los motores de búsqueda se han perfeccionado y han comenzado a comprender las solicitudes de los internautas en Google con el Knowledge Graph. Si agregamos nuestros datos en un sitio como Wikipedia, ¡podremos aparecer en este célebre Knowledge Graph!

#4 Agregar nuestros datos regularmente en los anuarios

Un internauta tiene tres maneras de llegar a nuestro sitio: conociendo la dirección exacta; encontrándola a través de un motor de búsqueda; o bien accediendo a través de un sitio referenciador (página web, blog, red social, etc.).

(Creative Commons: limbte / flickr)

Los anuarios forman parte de esta categoría de sitios: se trata de páginas desde las cuales llegarán los internautas; agrupan y ofrecen listados de portales web ordenados por categorías y subcategorías, al igual que en los repertorios clásicos. La inscripción en estos anuarios permite traccionar tráfico hacia nuestro sitio, a la vez que contribuye a aumentar la notoriedad del mismo, gracias al backlink ubicado en el anuario, lo que deriva en un mejor posicionamiento en los motores de búsqueda. Por muy simple que parezca, es importante tener en cuenta estas directivas:

  1. Escoger los anuarios temáticos cuyo PageRank sea igual o mayor a 4 y cuyos backlinks constituyan hipervínculos directos;
  2. Elegir una categoría que no posea demasiados sitios y que resulte pertinente a nuestro dominio (generalmente edición de libros, o bien la categoría que agrupe a nuestros competidores);
  3. Preparar una ficha descriptiva que contenga las principales informaciones (numerosas descripciones de preferencias únicas para cada anuario, palabras clave, dirección, etc.) que se relacionen con la editorial y su área de publicación.

La inscripción en anuarios representa un trabajo de largo aliento, y debemos privilegiar la constancia a la velocidad, pues los backlinks que apuntan a nuestro sitio deben parecer naturales; por cierto, los motores de búsqueda cuentan con algoritmos que les permiten detectar prácticas fraudulentas.

Presentamos a continuación una lista no exhaustiva de anuarios de calidad con los cuales podremos comenzar a entrenarnos:

#5 Sistemas para hojear libros en línea

La posibilidad de hojear libros en línea (pageflip en inglés) constituye un modo de presentación de materiales digitales en la web. Este potente sistema permite mostrar catálogos, libros electrónicos, revistas y cualquier otra clase de documentos en PDF. El editor logra ahorrar muchísimo en costos de impresión y distribución, a la vez que consigue ofrecer una experiencia de lectura satisfactoria. Para las editoriales, esta tecnología se revela muy provechosa a la hora de difundir extractos de libros y catálogos. Para ello, tendremos que subir el archivo PDF en alguna (o algunas) de las plataformas que aquí detallamos:

La mayoría de estas plataformas nos ofrecen también la posibilidad de publicar los documentos en nuestro propio sitio, para acrecentar la difusión. Las estadísticas de consulta proporcionadas por estas plataformas también resultan muy útiles para medir su eficacidad.

#6 Boletín de informaciones

El mailing representa un sistema de envío de informaciones periódicas (novedades recientes o próximos títulos de nuestra editorial) a un conjunto de abonados. Esta herramienta ofrece muchas ventajas en la comunicación externa. Además de ser relativamente económico (comparado con el correo postal), el mailing nos ayudará a:

  • Informar, quedar en contacto con nuestros clientes gracias a mensajes periódicos;
  • Aumentar el tráfico hacia nuestro sitio web, gracias a los hipervínculos;
  • Aumentar la visibilidad de nuestros títulos entre los clientes potenciales y estimular las ventas.

Existen también muchos instrumentos gratuitos (hasta cierto volumen) que permiten enviar mensajes y boletines de información. Entre los más conocidos, podemos mencionar:

#7 Video

Reza un viejo proverbio africano: “La escritura no tiene la calidez de la voz humana”. Por cierto, al público lector le gusta saber más sobre sus autores favoritos. Así, a los fines de la promoción, la editorial y el autor pueden solicitar los servicios de un realizador que produzca un video de presentación de la obra. Este video podrá luego circular por las principales plataformas (sitio web, blog, Facebook, Youtube, Dailymotion, etc), tanto de la editorial como del autor.

#8 Publicidad en línea

Todos los procedimientos antes enumerados son gratuitos, con excepción de la publicidad; pero a no preocuparse, porque ésta no resulta muy onerosa. El método más conocido hasta el momento es el sistema de hipervínculos patrocinados: el anunciante publica banners publicitarios (sobre el motor de búsqueda o sobre los sitios afiliados) que apuntan a un determinado público, en función de palabras clave tipeadas por el internauta o en función de su comportamiento de navegación. Los anunciantes pagan cada vez que el internauta hace click sobre la publicidad, según un sistema de ponderación y de calidad: cuanto más pertinente resulte el anuncio para el internauta, menor será el precio del click y mayor la exposición del banner.

Los proveedores de publicidad más destacados son:

  • Google Adwords;
  • Facebook Ads;
  • Yahoo Search Marketing;
  • Microsoft Advertising.

Estos servicios pueden utilizarse para promocionar anuncios sobre lanzamientos, servicios editoriales, etc. El único límite es nuestra imaginación.

Conclusión

Nuestra intención era ofrecer una visión general, pero hay que reconocer que dada la vastedad del tema, cada uno de estos métodos de promoción merecería un artículo separado. Es importante observar que estos procedimientos por sí mismos no podrían sustituir los fundamentos que harán de cada publicación un éxito de ventas: siempre hará falta contar con un contenido de calidad, un título atractivo para el público y una tapa bien lograda. ¿Qué otros medios de promoción podríamos agregar a la lista? No duden en compartir sus experiencias con nosotros.

Mouhammed Diop
Acerca del autor
Mouhammed DIOP es senegalés. Graduado en informática y sistemas por la universidad Cheikh Anta Diop, ha trabajado para numerosas estructuras locales, en el marco de diversos proyectos digitales, lo que le ha permitido adquirir una vasta experiencia profesional en este terreno. Se ha desempeñado asimismo como voluntario internacional de la Francofonía, dando apoyo a la editorial Presses universitaires d’Afrique en el desarrollo de herramientas electrónicas.

1 Comentario:


  • By Blanca Rivera 20 Jan 2017

    Gracias por este artículo. Muy útil.

Responder



*
Copyright 2012 Alliance-Lab / Alliance Internationale des Éditeurs Indépendants
38, rue Saint Sabin - 75011 Paris - France